cirugía plástica y reparadora 

  • contorno corporal
    contorno corporal

    La cirugía del contorno corporal se centra en corregir la flacidez tras pérdidas de peso o embarazos o tratar los acúmulos de grasa localizados. Mediante estas intervenciones se puede recuperar la firmeza de zonas como el abdomen, los brazos o las piernas. Asimismo, podemos eliminar los acúmulos de grasa en determinadas zonas e incluso usar esa grasa para rellenar regiones como los glúteos mediante lipofilling.

     

    Liposucción

    En ocasiones una persona con un peso adecuado puede acumular grasa de forma aislada en zonas como las caderas, el abdomen o los muslos, produciendo un contorno corporal poco estético y que no responde a dietas.

    La liposucción es una técnica elegante que consiste en la aspiración de los acúmulos de grasa aislados mediante cánulas especiales y a través de pequeñas incisiones, dejando cicatrices prácticamente imperceptibles. En el período postoperatorio el paciente deberá llevar una faja durante un periodo aproximado de un mes. 

    Esta técnica no sólo permite recuperar un contorno corporal armonioso, sino que impide que vuelvan a producirse acúmulos grasos inestéticos. Esto se debe a que en los adultos las células grasas no se reproducen.

     

    Abdominoplastia

    Con los años, embarazos y aumento de peso, se puede producir una distensión y aumento del perímetro abdominal, dando lugar a un contorno poco estètic.

    La cirugía de abdominoplastia consiste en extirpar el exceso de piel y grasa abdominal y volver a tensar la musculatura abdominal, dejando una cicatriz lineal sobre el pubis.

    Los mejores candidatos para una abdominoplastia son aquellos pacientes que, teniendo un peso normal, sufren de distensión de la musculatura abdominal o de una cúmulo de grasa localizada en esta zona. Se trata de una intervención especialmente interesante en mujeres que, tras varios embarazos, desean recuperar un vientre plano

     

    Lipoescultura y lipofilling

    La lipoestructura es la técnica que nos permite restaurar y aportar volumen o remodelar, diferentes zonas del cuerpo mediante la utilización de la grasa propia del paciente como material de relleno. 

  • cirugía de la mama
    cirugía de la mama

    Las mamas son uno de los pilares de la belleza femenina. De hecho, es la zona que con mayor frecuencia se somete a intervenciones estéticas para realzar o rejuvenecer su forma. Mediante una intervención se puede aumentar o elevar las mamas para dotarlos de unas dimensiones y proporciones juveniles. Asimismo, en el caso de mamas voluminosas que pueden estar causando dolor e incomodidad, se puede plantear su reducción.

     

    Aumento de pecho

    El aumento de pecho (mamoplastia de aumento) es una de las intervenciones de cirugía estética más demandadas.

    Tanto en las mujeres con pechos pequeños, como en aquellas que han perdido volumen después del embarazo, la cirugía de aumento de pecho permite mejorar la forma y volumen de las mamas, aportando unos resultados excelentes.

    Trabajamos con las prótesis más avanzadas y de mayor calidad, lo que nos permite dar un aspecto natural y las máximas garantías en este tipo de cirugía. 

    Así como el aumento de pecho con grasa autóloga, mediante la utilización de la grasa propia del paciente como material de relleno.

     

    Elevación de pecho (maxopexia)

    Con los años, embarazos y pérdida de peso, se puede producir la caída del pecho. La elevación de senos (mastopexia) es una intervención quirúrgica que consiste en devolver a los pechos caídos a su posición y proporciones originales.

    Mediante la cirugía de mastopexia, buscamos recuperar el aspecto y proporciones perdidos, dando un aspecto juvenil a los senos. Para ello puede ser necesaria la implantación simultánea de prótesis mamarias. Mediante el análisis detallado de su caso y la exploración en consultas, podemos decidir si usted requiere de estos implantes.

     

    Reducción de pecho

    La reducción de pecho es una intervención muy habitual en nuestro medio.

    El pecho es un elemento clave en la anatomía de la mujer. Cuando se produce un gran crecimiento de las mamas, se puede dar también la caída del pecho e incluso puede llegar a producir dolor de espalda y cuello.

    La reducción de pecho se trata de una intervención segura que no sólo soluciona estos problemas, sino que permite aportar a las mamas de gran tamaño unas proporciones armoniosas.

  • cirugía facial
    cirugía facial

    Cirurgía de la nariz (rinoplàstia)

    La nariz es el elemento central y más característico de la cara de un individuo, y la cirugía correctora de la forma nasal una de las intervenciones más frecuentes en cirugía plástica. La nariz y el tabique nasal pueden presentar deformidades que afecten a la estética y armonía facial, al ser muy grande, estar desviada o presentado fracturas antiguas. Estas deformidades, además, pueden afectar a la respiración.

    Mediante una rinoplastia podemos corregir la deformidades nasales e incluso mejorar la función ventilatoria nasal. Esta intervención se adapta a cada tipo de nariz y el rostro del paciente, variando la técnica de un paciente a otro: se puede modificar el dorso de la nariz, la punta o del tabique en dependencia de sus necesidades.

    Cirurgía de las orejas (otoplàstia)
     

    Las orejas aladas u orejas de soplillo, son una de los problemas más frecuentes del pabellón auricular. La otoplastia es una intervención que se realiza de forma ideal durante la infancia, pero que también se puede plantear en el adulto.

    En general, consiste en disminuir el ángulo en que la oreja sobresale del cráneo. Esto se realiza mediante unas incisiones que quedan camufladas en la zona posterior de la oreja de forma discreta. La intervención se suele realizar con anestesia local y de forma ambulatoria. En niños puede ser necesaria la anestesia general.

     

    Cirurgía de los parpados (blefaroplàstia) superior y/o inferior.
     

    Con el paso de los años los párpados y la zona orbitaria pueden presentar un exceso de piel o aumento en las bolsas grasas, dando a la mirada un aspecto envejecido y cansado.

    La blefaroplastia es una intervención que consistente en extirpar el exceso de piel y grasa y que puede realizarse tanto sobre los párpados superiores como inferiores. En la mayoría de ocasiones esta intervención puede realizarse con anestesia local.

    Mediante el rejuvenecimiento que nos aporta una blefaroplastia podemos dar al conjunto de la cara un aspecto más juvenil y armonioso.

     

    Lipofilling facial

    Con el paso de los años la piel del rostro pierde elasticidad, aparecen las primeras arrugas y el óvalo facial pierde tersura. El lipofilling facial elimina la flacidez ligera y reposa volumen sin peligro de rebote, ya que los tejidos injertados son de la propia persona.

  • cirugía reconstructiva
    cirugía reconstructiva

    Reconstrucción mamaria

    El cáncer de mama es uno de los tumores más frecuentes en nuestro medio. Si bien los avances quirúrgicos y oncológicos han conseguido mejorar enormemente el pronóstico de esta enfermedad, en muchos casos su tratamiento pasa por la extirpación parcial o total de la mama afecta.  

    La reconstrucción de la mama extirpada es un paso fundamental hacia la completa recuperación de aquellas mujeres que han sufrido un cáncer de mama. Esta reconstrucción no sólo recupera un órgano perdido, sino que permite que la mujer reestablezca su imagen corporal, permitiendo una recuperación integral de la enfermedad.

    Existen varias técnicas para la reconstrucción de la mama. Es el cirujano plástico quien, en conjunto con la paciente y en dependencia de sus características y el tratamiento previo, decide cuál es la técnica más adecuad

     

    Cirugía de la ginecomastia

    La ginecomastia se define por una hipertrofia de los senos en el hombre, a causa de un desarrollo excesivo de la glándula mamaria.

    La intervención habitual para tratar la ginecomastia consiste en quitar tejido glandular de las mamas y eliminar la piel y la grasa sobrantes. Aunque la técnica utilizada puede variar en función del caso concreto.

     

    Lòbulos rasgados

    El paso del tiempo, pequeños tirones, o el peso de los pendientes, pueden provocar el "alargamiento" del lóbulo de las orejas, pudiendo en algunos casos causar una ruptura definitiva. Con una cirugía sencilla e indolora lobuloplastia se consigue reconstruir el lóbulo de la oreja y devolverle su estado natural. Con la lobuloplastia obtendrás unos lóbulos rejuvenecidos y reforzados para evitar un futuro rotura.

     

     

No hay productos en esta categoria

Menú

Comparar 0