cirugía facial 

Cirurgía de la nariz (rinoplàstia)

La nariz es el elemento central y más característico de la cara de un individuo, y la cirugía correctora de la forma nasal una de las intervenciones más frecuentes en cirugía plástica. La nariz y el tabique nasal pueden presentar deformidades que afecten a la estética y armonía facial, al ser muy grande, estar desviada o presentado fracturas antiguas. Estas deformidades, además, pueden afectar a la respiración.

Mediante una rinoplastia podemos corregir la deformidades nasales e incluso mejorar la función ventilatoria nasal. Esta intervención se adapta a cada tipo de nariz y el rostro del paciente, variando la técnica de un paciente a otro: se puede modificar el dorso de la nariz, la punta o del tabique en dependencia de sus necesidades.

Cirurgía de las orejas (otoplàstia)
 

Las orejas aladas u orejas de soplillo, son una de los problemas más frecuentes del pabellón auricular. La otoplastia es una intervención que se realiza de forma ideal durante la infancia, pero que también se puede plantear en el adulto.

En general, consiste en disminuir el ángulo en que la oreja sobresale del cráneo. Esto se realiza mediante unas incisiones que quedan camufladas en la zona posterior de la oreja de forma discreta. La intervención se suele realizar con anestesia local y de forma ambulatoria. En niños puede ser necesaria la anestesia general.

 

Cirurgía de los parpados (blefaroplàstia) superior y/o inferior.
 

Con el paso de los años los párpados y la zona orbitaria pueden presentar un exceso de piel o aumento en las bolsas grasas, dando a la mirada un aspecto envejecido y cansado.

La blefaroplastia es una intervención que consistente en extirpar el exceso de piel y grasa y que puede realizarse tanto sobre los párpados superiores como inferiores. En la mayoría de ocasiones esta intervención puede realizarse con anestesia local.

Mediante el rejuvenecimiento que nos aporta una blefaroplastia podemos dar al conjunto de la cara un aspecto más juvenil y armonioso.

 

Lipofilling facial

Con el paso de los años la piel del rostro pierde elasticidad, aparecen las primeras arrugas y el óvalo facial pierde tersura. El lipofilling facial elimina la flacidez ligera y reposa volumen sin peligro de rebote, ya que los tejidos injertados son de la propia persona.

No hay productos en esta categoria

Menú

Comparar 0